Rocío Ortega

Mi historia

Rocío Ortega

Rocío Ortega desde la cuna estuvo relacionada con la moda ya que su padre, Curro Ortega, regentaba un mayor de moda en Camas (Sevilla) y su madre, Mercedes Romero, una pequeña tienda de modas en la misma localidad. Sus primeros pasos los dio entre probadores y percheros atestados de prendas y ya desde entonces “aconsejaba” a las clientas.

Pasaron los años y cada vez era más frecuente ver a aquella niña en la tienda de sus padres “despachando”, y siendo referente en su pueblo natal de estilo y buen gusto a la hora de vestir, por lo que poco a poco sus padres la fueron dejando introducir marcas más juveniles y actuales pero sin dejar atrás a las clientas de toda la vida.

A los pocos años la tienda de Mercedes Romero se convirtió en la suya propia dándole un estilo más fresco tanto en las líneas de moda como en la propia decoración de la tienda.

Tras años de trabajo Rocío Ortega dio el salto a la capital y abrió distintas tiendas en otras localidades, una de ellas en Sanlúcar de Barrameda donde finalmente se afincó con su familia y su nombre es sinónimo de elegancia.